El consejero independiente en la empresa familiar

¿Cuál es su función?

            El consejero independiente o externo es la persona que analiza “desde fuera” las tareas propias de la dirección.

            La finalidad de su contratación es obtener una visión externa e independiente de la organización, por ello su papel es muy interesante en la empresa familiar.

            Su función básica no es otra que transmitir recomendaciones y decisiones para  fomentar la estrategia de la empresa a largo plazo, innovación y crecimiento, aportando su experiencia, metodología y conocimientos.

¿Cómo actúa?

            Ayudando a la familia aportando objetividad en la toma de decisiones e independencia de criterio, dejando de lado las presiones de carácter emotivo – familiar, con una perspectiva objetiva e imparcial.

            Hay que tener en cuenta que el consejero externo tiene experiencia sobre situaciones similares que ha tratado con otras empresas, además de una buena metodología para diseñar un plan estratégico para asegurar el correcto funcionamiento de la empresa en armonía familiar, siempre teniendo presente la relación entre la propiedad, la familia y la empresa.

            Esta figura cobra especial importancia en estas dos situaciones especificas:

  1. Cuando hay un traspaso generacional (*)
  2. Cuando hay un cambio estratégico importante.

(*)En esta situación, el consejero externo aporta tranquilidad a la generación que sale y seguridad a la que entra.

Otras consideraciones

            En España el 88,8% de las empresas son familiares, según el informe “La empresa familiar en España, elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar, por lo que incorporar un consejero independiente puede ser muy valioso.

            La integración de consejeros independientes contribuye a enriquecer  y fundamentar la toma de decisiones en beneficio del negocio.

¿Por qué más del 99% de empresas en Europa son pymes?

Pymes

Las pymes son el motor de la economía europea, entre otras cosas porque en esa categoría abarcan el 99% de las empresas. En España, la generación de empleo se genera en su mayor medida por este grupo; con un gran impulso en el sector servicios, las pymes se han adueñado del mapa empresarial del país.

Las pymes abarcan todas las empresas que poseen entre 1 y 249 empleados y cuyos ingresos anuales no superan los 50 millones de euros. El aumento continuo en los afiliados a la Seguridad Social marca la clara tendencia evolutiva que tienen las mismas. Pequeñas y medianas empresas muestran años tras años que son las principales fuentes de trabajo española.

¿Cómo se clasifica el 99% de pymes que lideran el mercado español?

Las pymes son más de tres millones en España, y pueden clasificarse por cantidad de empleado y el orden de influencia:

  • Microempresas, que poseen entre 1 y 9 empleados. Conforman en su totalidad aproximadamente el 50% de la cantidad de pymes. Existe una distinción dentro de las microempresas según posean o no asalariados. Muchas de ellas son personas físicas que se dedican a la prestación de servicios.
  • Pequeñas empresas, agrupan entre 10 y 49 empleados asalariados en su plantel. Se estima que, en promedio, los ingresos anuales no superan los 10 millones de euros.
  • Medianas empresas, poseen entre 50 y 249 empleados en su plantilla. Son el porcentaje más bajo del 99% de pymes existentes.

¿Cuáles son los sectores que más alcance tienen dentro de las pymes?

Los comercios son en gran medida los que llevan una gran delantera en cuanto al porcentaje de pymes. Luego le siguen el resto de los servicios. Esto se relaciona de manera directa con el tipo de empresas que generan trabajo.

Asimismo, las empresas industriales y de la construcción se encuadran dentro de las microempresas. Un dato muy importante es que, en el sector de la construcción, se hallan la menor cantidad de asalariados. El dinero que se factura de forma anual en las microempresas alcanza los dos millones de euros.

Lo cierto es que las pymes siguen creciendo y cada año benefician al país con más de 100.000 empleos nuevos.

¿Qué pasa con las grandes empresas?

Solo el 0.1% de la totalidad del mercado empresarial español está conformado por grandes negocios. Estas empresas tienen 250 empleados o más y sus ingresos es igual o superior a los 50 millones de euros anuales. Las grandes marcas tienen una repercusión ínfima en todo el movimiento económico.

Las pequeñas y medianas empresas son un pilar fundamental para la vida de España. Además de la gran cantidad de pymes que trabajan a diario por mejorar, también influye en estos porcentajes la creación de nuevas empresas. Una verdadera alternativa válida para ganar puestos de trabajo y avanzar económicamente.

Financiación alternativa: Pública

Nuestras Pymes y emprendedores pueden optar a diferente alternativas para buscar apoyo financiero fuera de la banca tradicional.

La falta de recursos financieros es una de las principales razones por lo que muchos negocios no pueden llevarse a cabo, mueren en el intento.

Cada año se aprueban diferentes convocatorias públicas que ofrecen interesantes condiciones y requisitos para conceder financiación mucho más ventajosa que las Entidades Financieras.

Entre las condiciones más favorables podemos destacar:

  • No aparce en CIRBE.
  • No precisa de avales, fiadores.
  • Más plazo y carencias.
  • Tipos de interés más bajos.

A continuación explicamos brevemente las distintas líneas en las que somos expertos y le podemos ayudar.

Líneas ENISA

Acceso a las distintas líneas de financiación que más le convenga a tu empresa, tales como:

  • Jóvenes emprendedores.
  • Emprendedores.
  • Crecimiento.

Más información.

Línea REINDUS

Concesión de préstamos a largo plazo, para financiar distintos tipos de inversión:

  • Inicio de una nueva actividad.
  • Cambio de localización de una actividad.
  • Realización de inversiones en adquisición de equipos, maquinaria.
  • Industria conectada 4.0.

Más información.

Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM)

Financiación para mujeres emprendedoras con el fin de paliar la desigualdad de género.

Más información.

Crédito ICO

Es una buena oportunidad para autónomos y pymes.

Más información.

Financiación de la I+D+I

El CDTI es el agente de financiación para la I+D+I empresarial. Cuenta con distintas líneas tales como:

  • Línea Directa de Expansión (LIC-A).
  • Proyectos de Investigación y Desarrollo (PID).
  • Línea de Innovación Global (LIG).
  • Proyectos de Innovación FEMP.
  • Proyectos estratégicos I+D.

Más información.

Para empresas de base tecnológica

Podrás optar al Programa NEOTEC, del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial.

Más información.

Cofides Crece + Internacional y Pyme Invierte

Se financia hasta el 90% de la inversión para la internacionalización en mercados exteriores.

Más información.

Programa Incentivos Regionales 2019

Este programa aunque lo enumero al final, tiene una valoración Top-10 siempre y cuando los proyectos encuadren en sus condiciones, podríamos decir que es una mezcla entre ayuda a fondo perdido y financiación. El programa ofrece subvenciones a fondo perdido de hasta el 55% de los gastos, el presupuesto mínimo subvencionable es de 900.000,00€.

Más información.

¿Qué aporta un asesor a una Pyme o autónomo?

qué aporta un asesor

Las ventajas de contratar un asesor cuando se tiene una Pyme o se ejerce una actividad autónoma son muchas. Los asesores son una pieza clave para el inicio y el desarrollo de un negocio. Lo más probable es que los autónomos y las empresas pequeñas están ocupadas en sacar adelante su proyecto y no tengan ni el tiempo ni los conocimientos necesarios para encargarse de los trámites legales que corresponden.

En la práctica, es muy útil contar con un asesor que se encargue de todas las formalidades contables, laborales, así como de las obligacionesfiscales y todos los trámites necesarios para que el negocio pueda desarrollarse sin problemas. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor qué aporta un asesor a una Pyme o a un autónomo.

Estar al día con la normativa

Para una Pyme o un empresario autónomo puede ser muy complicado estar actualizados sobre todas las normativas que debe cumplir su negocio. Esto puede ser aún más difícil si tomamos en cuenta que las normativas son actualizadas permanentemente y hay que estar muy pendientes de todos los cambios que puedan afectar cada actividad.

También existen ciertas subvenciones a las que se puede acceder, según el tipo de negocio y el tamaño de la empresa. Un asesor está siempre muy bien informado y su papel es justamente el de mantener al tanto a su cliente de todos estos detalles que son fundamentales para el buen funcionamiento de su negocio.

Los trámites fiscales

Un asesor también se encarga de guiar a la Pyme o al autónomo en materia de obligaciones fiscales. Para las empresas de este tipo es fundamental no solo estar al día en el pago de impuestos, obligaciones laborales, liquidaciones del IVA, etc., sino también saber cuál es la mejor forma de ahorrar en estas obligaciones. Un asesor en esta materia minimiza además el riesgo de cometer errores que podrían traer sanciones económicas importantes.

Consejos personalizados para que una Pyme o un autónomo salgan adelante

Una de las mayores ventajas de contratar un asesor para una pequeña empresa o un negocio autónomo es poder contar con una visión externa y objetiva. Se trata de un experto que tiene mucha experiencia en la materia y puede aportar una mirada muy valiosa sobre los eventuales problemas que tiene el negocio y las posibles soluciones. El asesor aportará con consejos personalizados en base a su experiencia y a sus conocimientos en materia legal y fiscal.

Ahorrar tiempo y esfuerzo

Un asesor aporta a las Pyme y a los autónomos un importante ahorro de tiempo y de esfuerzo. Cuando se dedica mucho tiempo a las tareas administrativas, que pueden ser bastante complicadas para quien no se maneja bien en la materia, se está quitando tiempo a lo que realmente importa en el negocio. Un asesor libera a su cliente de todos esos trámites que implican desplazamientos y tiempo y que le impiden dedicarse a producir y a hacer crecer su negocio.