Un plan de viabilidad y financiero, solo si es desde cero y personalizado

 

El quid de la cuestión no es solo tener un plan. Esa actitud denota un cierto aire conformista y complaciente. Toda empresa que se preste debe asumir un plan de viabilidad y financiero que se dirija hacia un rumbo concreto.

En función de los objetivos y pretensiones de las mismas se deben fijar unas pautas a seguir. En este caso, no hay nadie mejor para establecer este camino que los profesionales de una resultoría.

 

¿Qué es un plan de viabilidad?

 

Las dos cuestiones que debe plantearse un empresario antes de montar un negocio deben ser: ¿Qué va a ganar tu cliente conmigo? y, ¿en qué podemos diferenciarnos de la competencia?

Un plan financiero que pretenda ir por la buena senda debe hacer un estudio de mercado muy centrado en la realidad. Una buena idea no es suficiente y debe apoyarse en un análisis de productos sustitutivos y complementarios.

La experiencia profesional es un punto a tener en cuenta puesto que es un valor añadido que favorece la puesta en marcha de la empresa y el rápido crecimiento de la misma.

 

Claves de un buen plan financiero

 

Los asuntos financieros son sumamente relevantes, pues de estos depende en gran medida la viabilidad de una empresa.

Las 3 claves para estructurar un plan financiero satisfactorio son:

  • Realizar un cálculo de los fondos necesarios para el proyecto, determinar cuáles son las aportaciones de capital propio y de terceros con las que se va a contar y desarrollar la previsión de tesorería.
  • Calcular una previsión los beneficios mediante la cuenta de resultados.
  • Hacer uso del balance de situación para ser consciente de cómo se encuentra la empresa en términos económicos financieros.

 

Resulting, experto en la planificación de futuro

 

En Resulting estamos avalados por nuestra experiencia confeccionando planes de viabilidad y financiero a medida de las necesidades del cliente. Somos partícipes del mismo supervisando en todo momento que se lleve a cabo.

Nuestros planes se diferencian del resto porque los elaboramos desde cero, totalmente personalizados y orientados a tu objetivo principal: obtener financiación

Un plan de viabilidad para tu futuro empresarial

Vivimos en un contexto empresarial actual donde, sin duda, la creatividad encuentra premio. Quedarse en lo ya conocido no basta, debemos ser innovadores, diferentes y frescos. Cualidades que nos puede otorgar un buen proyecto empresarial. Ahora bien, podemos tener la idea que revolucionará el mercado de manera definitiva, pero quizás no sepamos darle el recorrido que merece en el tiempo. Es por ello que debemos aprender a realizar un plan de viabilidad que haga nuestro proyecto sostenible económicamente en el tiempo, le permita crecer y establecerse dentro de su nicho de mercado.

Es algo que todo emprendedor necesita antes de lanzarse a la aventura. Porque una cosa es abrazar la excitación del riesgo y entender el mundo empresarial como un lugar donde la valentía cobra juega un importante papel, y otra hacerlo a ciegas. Un plan de viabilidad es una herramienta esencial para conocer de la manera más objetiva si nuestra idea de negocio puede prosperar o no hacerlo, y de qué manera lo puede hacer.

El plan se puede llevar de manera sencilla en una hoja de cálculo de Excel, mismamente, bastándose sin más para convertirse en uno de los mejores recursos documentales de un departamento de marketing y comunicación. No hay un modelo estándar para cada uno, pero sí que todo análisis de viabilidad deberá partir de una serie de datos base de naturaleza empírica: medio ambiente del proyecto, rentabilidad, necesidades de mercado, aceptación cultural, legislación aplicable, etc.

Cómo lo afrontamos en Resulting

En nuestra resultoría empresarial contamos con profesionales altamente cualificados y experimentados en el sector, ayudando a decenas de empresas a hacer viables sus proyectos, entre otros servicios.

Nuestros asesores pueden elaborar para tu empresa un completo informe en el que se incluya una proyección económico-financiera a entre tres y cinco años. El plan de viabilidad es, per se, un análisis serio, sólido y viable para defender tus intereses. Te valdrá para hacerlo ante las entidades bancarias, organismos públicos facilitadores de financiación y subvenciones, y en plataformas de inversores privados, entre otras vías de encontrar financiación para el proyecto.

Todos los planes de viabilidad tienen el objetivo común de salvaguardar el futuro de tu empresa partiendo de tu presente y una estimación próxima en el tiempo, pero, a su misma vez, todos son diferentes porque son únicos, es decir, a medida.

Acudiendo a profesionales no solo te llevarás contigo este documento de gran valor para los siguientes pasos dar, sino que seguiremos a tu lado en ese avanzar, participando y supervisando tus progresos. Elaborados desde cero, son totalmente personalizados y orientados al objetivo de obtener financiación, campo en el que somos expertos, y que no se trate de algo flor de un día, sino que garantice la viabilidad, valga la redundancia, de tu empresa.