Las fintech no se bajan de la cresta de la ola

Pese a que las vacunaciones avanzan a un alto ritmo en España y el optimismo es creciente en un país deprimido, como el resto del mundo, desde el estallido de la pandemia por el coronavirus, esta aún está lejos de irse del todo. Y, aunque le hayamos perdido parte del miedo mientras dice lentamente adiós, tanto ahora como posteriormente cuando quede en un mal sueño, nuestra de forma de vida habrá cambiado para siempre. No tenemos más que pensar en muchas de nuestras acciones cotidianas: mayor lavado de manos, reducción del contacto físico si es evitable, menor manejo de dinero en efectivo, etc. Procesos y particularidades que hacen que las empresas del sector Fintech marquen parte del devenir empresarial.

 

¿Qué es Fintech?

El término ‘fintech’ es uno de nueva creación que une, en inglés, las palabras ‘financial’ (financiero) y ‘technology’ (tecnología). Así pues, se refiere a la tecnología financiera, tanto como concepto y operación, como a las empresas dedicadas a ello, creando al mismo tiempo un nuevo y propio sector de actividad.

Abarca procesos de lo más rutinarios, como puede ser realizar una transferencia por banca virtual, como actividades financieras más complejas, ya sea inversión en mercados de valores, ‘trading’, grandes traspasos o, incluso, procesos referidos a la seguridad e identificación de personas.

Tan novedoso es el término ‘fintech’, que podemos ser partícipes de actividades que entrarían dentro de este concepto sin ser conscientes, pues aún una gran parte de la población desconoce su significado.

 

La banca online crece

Como decíamos, e hilando ahora con el inicio del texto, el Fintech está presente en las acciones que llevamos a cabo como individuos en nuestra vida habitual. Todos hemos alcanzado por normalizar las transferencias a través de banca online, ya se para grandes cantidades de dinero, como otras más pequeñas especialmente cuando tratamos con amigos, como el recurrente Bizum.

Ahora, desde que la pandemia está en nuestras vidas, lo hacemos mucho más. Intentamos pagar con tarjeta de crédito o móvil cuando vamos al supermercado o a un restaurante y las compras en tiendas online han terminado por explotar en España, un país en el que socializar está dentro del ADN de sus habitantes y actos como ir de compras de manera física han tenido, a la fuerza, que dejar paso al comercio electrónico.

 

El crowdfunding, no tan moderno

Un término anglosajón con el que seguro que nos sentimos más cercanos a estas alturas es el crowdfunding, la forma de financiación colaborativa de proyectos novedosos y disruptivos con un gran número de mecenas, conocidos o anónimos, que obtienen recompensas o participaciones dentro del proyecto a cambio de su apoyo económico.

El crowdfunding, sin ir más lejos, es financiación tecnológica, puesto que surge de la mano de la web 2.0, incluso antes de muchas de las redes sociales que utilizamos en nuestro día a día, conectando online a personas que no se conocen y que establecen una relación financiera.

 

Más y más presente

Entre las acciones tecnológico-financieras que ya llevaban tiempo instaladas entre nosotros, y todas aquellas que la pandemia ha impulsado para que estén presentes en nuestra vida cotidiana, así como nuevas formas de negocio, el sector Fintech parece vivir días de vino y rosas.

No se trata de una burbuja ni tampoco se le atisba un final próximo, pues últimamente se está popularizando incluso entre no economistas el ‘trading’, que en el mundo online ha encontrado un espacio muy óptimo para la especulación.

Del mismo modo, las criptomonedas se abren paso de manera contundente. Dependientes a veces del capricho de Elon Musk, cada vez son más las empresas que se animan a trabajar con ellas para realizar pagos y cobros, e incluso naciones contemplan abrirse a ellas.

Un plan de viabilidad para tu futuro empresarial

Vivimos en un contexto empresarial actual donde, sin duda, la creatividad encuentra premio. Quedarse en lo ya conocido no basta, debemos ser innovadores, diferentes y frescos. Cualidades que nos puede otorgar un buen proyecto empresarial. Ahora bien, podemos tener la idea que revolucionará el mercado de manera definitiva, pero quizás no sepamos darle el recorrido que merece en el tiempo. Es por ello que debemos aprender a realizar un plan de viabilidad que haga nuestro proyecto sostenible económicamente en el tiempo, le permita crecer y establecerse dentro de su nicho de mercado.

Es algo que todo emprendedor necesita antes de lanzarse a la aventura. Porque una cosa es abrazar la excitación del riesgo y entender el mundo empresarial como un lugar donde la valentía cobra juega un importante papel, y otra hacerlo a ciegas. Un plan de viabilidad es una herramienta esencial para conocer de la manera más objetiva si nuestra idea de negocio puede prosperar o no hacerlo, y de qué manera lo puede hacer.

El plan se puede llevar de manera sencilla en una hoja de cálculo de Excel, mismamente, bastándose sin más para convertirse en uno de los mejores recursos documentales de un departamento de marketing y comunicación. No hay un modelo estándar para cada uno, pero sí que todo análisis de viabilidad deberá partir de una serie de datos base de naturaleza empírica: medio ambiente del proyecto, rentabilidad, necesidades de mercado, aceptación cultural, legislación aplicable, etc.

Cómo lo afrontamos en Resulting

En nuestra resultoría empresarial contamos con profesionales altamente cualificados y experimentados en el sector, ayudando a decenas de empresas a hacer viables sus proyectos, entre otros servicios.

Nuestros asesores pueden elaborar para tu empresa un completo informe en el que se incluya una proyección económico-financiera a entre tres y cinco años. El plan de viabilidad es, per se, un análisis serio, sólido y viable para defender tus intereses. Te valdrá para hacerlo ante las entidades bancarias, organismos públicos facilitadores de financiación y subvenciones, y en plataformas de inversores privados, entre otras vías de encontrar financiación para el proyecto.

Todos los planes de viabilidad tienen el objetivo común de salvaguardar el futuro de tu empresa partiendo de tu presente y una estimación próxima en el tiempo, pero, a su misma vez, todos son diferentes porque son únicos, es decir, a medida.

Acudiendo a profesionales no solo te llevarás contigo este documento de gran valor para los siguientes pasos dar, sino que seguiremos a tu lado en ese avanzar, participando y supervisando tus progresos. Elaborados desde cero, son totalmente personalizados y orientados al objetivo de obtener financiación, campo en el que somos expertos, y que no se trate de algo flor de un día, sino que garantice la viabilidad, valga la redundancia, de tu empresa.

Vías de financiación europea para pymes y autónomos

Una buena idea puede ayudarte a triunfar, pero la financiación te puede permitir crecer. Uno de los mayores problemas de los empresarios de hoy en día es la falta de crédito para poder sacar adelante sus negocios. ¿Sabías que la Unión Europea dispone de vías de financiación para pymes y autónomos? Te contamos cuáles son para que puedas recurrir a ellas en caso de que lo necesites.

Programa Eureka para ser más competitivos

El programa Eureka ayuda a las empresas a ser más competitivas. A través de él se puede encontrar una buena forma de acceder a otros mercados. Es el caso de las empresas que participan en proyectos de I+D. Con Eureka pueden optar a una mayor financiación de la que tienen.

Este programa europeo ofrece ayuda a pymes y autónomos para encontrar socios, además de ofrecer asesoramiento desde el inicio de la empresa hasta la comercialización de los productos.

Dentro de dicho programa existen distintas secciones que permiten al empresario alcanzar sus objetivos en materia financiera. Una de ellas son los llamados clusters, que son programas que están impulsados por la industria con comunidades especializadas de expertos, grandes empresas, pymes, universidades y organizaciones de investigación.

Por otro lado, se puede acceder a la ayuda de Eurostars, un programa para pymes de I + D que les ayuda a liderar consorcios de proyectos internacionales y reciben financiación nacional y de la UE para realizar su innovación.

O en el caso de que se quiera obtener financiación para actuar en otros países, se puede conseguir a través de Globalstars, una convocatoria para proyectos de I + D con socios en un país específico fuera de la red Eureka.

Horizonte 2020

Una de las ayudas más destacadas a nivel europeo para pymes y autónomos es Horizonte 2020. En este caso, el programa lo que financia son los estudios de viabilidad, tanto técnicos como comerciales, que contengan un plan de negocio de productos o servicios innovadores. Para obtener la financiación, los planes presentados tienen que incluir análisis de riesgos y estudios de mercado, entre otros.

Instrumento Pyme

Por otro lado, uno de los programas de financiación europea para las pymes es ‘Instrumento Pyme’. Su objetivo es dar apoyo a aquellas pymes, tradicionales o innovadoras, que tengan la ambición de crecer.

Dentro de su ámbito de actuación, ‘Instrumento Pyme’ también ayuda a las empresas a internacionalizarse, pero siempre partiendo de la innovación. Existen entre tres y cuatro convocatorias al año. El plan se desarrolla a lo largo de varias fases en las que se establece el concepto de viabilidad, se hace una demostración comercial y finalmente se comercializa el producto o el servicio.

Resulting, solución en financiación en Acelera Pyme

Resulting es el camino para solucionar problemas de gestión y de solvencia de una empresa. Integra el proyecto Acelera Pyme,  un portal que nace para ayudar a las pymes y autónomos a hacer frente a la crisis generada por el coronavirus.  Es una resultoría financiera referente en la Región de Murcia y ahora también en España. Como parte del sistema Acelera Pyme, permite a las pequeñas y medianas empresas y a autónomos encarar los problemas financieros.

La situación de muchas empresas es crítica en estos momentos con la pandemia mundial de coronavirus, y necesitan reinventarse, en muchos casos. Los contextos han cambiado, la realidad  es otra y se hace necesario reestructurar el negocio. La financiación siempre pone sus límites. En el marco de Acelera Pyme, Resulting ofrece soluciones profesionales que incluyen financiación.

¿Cómo trabaja Resulting?

Resulting trabaja aportando soluciones financieras a las empresas. Cuenta con 25 años de experiencia y dispone de un equipo multidisciplinar que asegura el éxito de sus soluciones. Profesionales del ámbito legal, financiero y de gestión empresrial de alto nivel, participan de cada caso para encontrar el mejor resultado al problema de la empresa. 

Los usuarios de Resulting son pymes, autónomos y, en general, todo tipo de empresas.  Los servicios incluyen el análisis de situación y la elaboración a medida de un proyecto de salida de la crisis.  Resulting es colaborador de Acelera Pyme, dependiente del Gobierno de España, y colabora para conseguir financiación y ayudas económicas públicas y privadas, con el objetivo de optimizar la situación financiera de sus clientes. 

¿Qué es Acelera Pyme?

Se trata de una inicativa, parte del programa Red.es, del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que articula iniciativas que tengan como fin contribuir a solucionar los problemas de las pymes y autónomos.  Acelera Pyme reúne la información sobre medidas y ayudas dirigidas a este sector. Pero, además, permite enlazar los recursos de entidades colaboradoras, públicas y privadas, para facilitar las gestiones a los negocios que necesiten ayuda.

En el portal de Acelera Pyme se encuentra la ayuda que cualquier negocio necesita en estos tiempos críticos. La pandemia ha acelerado la necesidad de acceder a tecnología y de cambiar la modalidad comercial.  El e-commerce es la opción elegida por el público, y todas las empresas, no importa su tamaño, necesitan integrarse a la ola digital.  Y para ello se requiere de capacitación, asesoramiento y financiación.

En Acelera Pyme se ofrecen propuestas tecnológicas orientadas a mantener la actividad y a avanzar en la transformación digital. Es posible acceder a soluciones de productividad y de trabajo a distancia, herramientas para el teletrabajo, capacitación digital.

La falta de recursos es un problema al que se enfrentan hoy la mayoría de las pymes y autónomos. Acelera Pyme lo tiene en cuenta. Un aporte fundamental  es la presentación de distintos instrumentos de financiación que están disponibles para revitalizar las pymes y autónomos.

Acelera Pyme actúa como un pulmón que permite oxigenar a las pymes y autónomos en la crisis. Y, como parte del plan, Resulting acompaña toda la gestión.

Formas de financiación alternativas en tiempos de Covid-19

Estamos viviendo un momento sin precedentes en la historia mundial, casi un siglo después de que la gripe golpeara el planeta, ahora está siendo asolado por su peor crisis de salud. El coronavirus ha paralizado la economía mundial y las empresas cancelan pedidos, entregas y movimientos de bienes y servicios, salvo lo esencial, y el mundo se enfrenta a situaciones cerradas que detienen todo el trabajo.

Para que las empresas continúen con su operativa sin problemas, es necesaria cierta solvencia. Pero la pandemia la ha afectado en la mayoría de los casos, y para resolver estos problemas, es que se han abierto algunas alternativas de financiación.

Alternativas financieras en tiempos de Covid-19

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido que la recesión del coronavirus podría ser peor que la crisis financiera del año 2008. Es muy probable que los bloqueos causen miles de millones de dólares y euros en pérdidas potenciales de bienes y servicios, e influyan negativamente en el desempeño empresarial de muchos emprendimientos, en particular de las pymes.

En la medida que la mayoría de las empresas de todo el mundo ponen todos sus esfuerzos en mantenerse a flote en estos tiempos de zozobra económica, existe un poco de esperanza en las oportunidades que se abren mediante préstamos empresariales.

Una vez controlada la pandemia, como ya ha pasado en China y Singapur, por ejemplo, es probable que los importadores tengan que cubrir el atraso en los pedidos. Esta situación requerirá capital de trabajo y al mismo tiempo, los exportadores necesitarán de capital operativo para que el negocio se recupere y opere normalmente.

Asimismo, los almacenes de todo el mundo necesitarán almacenamiento y las prácticas de higiene requerirán una nueva infusión de capitales.

Las llamadas tensiones de flujo de efectivo serán el primer mayor obstáculo después de los bloqueos y, como es muy probable que los fondos que la mayoría de las empresas reservan para situaciones críticas, ya no existan, habrá que atender la escasez mundial de fondos.

Necesidades financieras en tiempos de Covid-19

Las empresas de financiación del comercio tendrán que proporcionar los capitales de trabajo adicional que necesitan los importadores, exportadores, almacenes y demás empresas de la cadena de suministro mundial.

En estos días, China está alentando a sus bancos a ofrecer más financiación al comercio para activar su economía y hacer que vuelva a la normalidad. Las exportaciones del gigante chino se redujeron en un 18% y las importaciones cayeron en casi un 5%.

Los analistas indican que no será posible entender el verdadero impacto que está generando la Covid-19 hasta que ya esté distante y totalmente controlada.

Aparentemente, en la fase de recuperación post-pandémica, las empresas de financiación del comercio con manejo de últimas tecnologías y bases de datos serán las únicas capaces de abordar un ecosistema empresarial digital, que seguramente será el que prevalecerá cuando el mundo haya superado las amenazas de infección por coronavirus.

Préstamos y ayudas directas: no son lo mismo

Vivimos momentos muy desafiantes en nuestro país. En todo el mundo, de hecho. Nuestros tejidos empresariales se ven altamente amenazados por la pandemia del coronavirus, que pone en jaque la viabilidad financiera de multitud de empresas, quedando, como siempre, empresas humildes y trabajadores por cuenta propia entre los grupos más desprotegidos. Para intentar no dejar a nadie atrás, en nuestro país se aprueban y sacan adelante diferentes medidas, pero no todo es siempre tal y como parece, y donde parece haber una ayuda puede esconderse un compromiso de futuro de difícil asunción. En este contexto, es muy importante para pymes y autónomos ser capaces de diferencia entre lo que es un préstamo y lo que es una ayuda directa.

¿A qué viene esta alerta? Retrocedemos hasta el 17 de marzo, cuando fue publicado en el BOE el Real Decreto-ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19, que, entre otras medidas como la ampliación de pagos, aprobaba una línea de avales ICO por 100.000 millones de euros, una cantidad que en prestigiosos foros económicos se estima como insuficiente por la mitad de los 200.000 millones que deberían haber sido destinados para favorecer la liquidez de la empresas, y no solo para “parar el golpe”, como la denomina nuestro CEO Marcial Cruz.

Se pretende que estos avales sean concedidos, como máximo, por importes al respecto del 25% facturado en el ejercicio de 2019, o el doble del coste de la mala salarial, también del año 2019. Eso sí, esto no es el todo así, puesto que queda sujeto al criterio de los bancos, ya que son las entidades financieras quienes deciden su viabilidad. Son estas quienes también deciden el tipo de interés para pymes y autónomos, que pueden alcanzar hasta el 80%.

Préstamos, que no ayudas

Es aquí donde llega el quid de la cuestión. Y es que un préstamo no es una ayuda como tal. Los préstamos, tarde o temprano, hay que devolverlos. Y, además, con intereses. El problema existe a posterior tanto para el beneficiario del préstamo, como para la economía a nivel general, y es que los préstamos se están utilizando para resolver una situación que no se resolverá porque, los ingresos que venga cuando se recupere la economía, serán los que deberían haber llegado de no haber sufrido las consecuencias de esta pandemia del Covid-19.

Y es que es sencillo. Cuando los gastos corrientes son financiados con deuda, no se generarán los ingresos suficientes que puedan amortizar dicha deuda, saliendo como grandes damnificados los más vulnerables de esta situación, pymes y autónomos que sobreviven al límite de sus posibilidades.

Problema que no se generaría si, en vez de con préstamos, estas ayudas fueran, efectivamente, ayudas directas. Es decir, cantidades que no se tuvieran que devolver.

También siguiendo esta tónica, el Ejecutivo está facilitando el acceso a préstamos y no a líneas de crédito, que es como se debería financiar el circulante de las empresas. Esta circunstancia imposibilita a empresas humildes y trabajadores por cuenta propia solidificar una estructura financiera que les permita hacer frente a reveses como este y, al mismo tiempo, salir con fuerzas necesarias para recuperarse en el futuro. De este modo, se acaban generando gigantes con pies de barro, que asumen unas cantidades económicas que terminan provocando una ilusión monetaria diferente a la realidad. Difícilmente la ayuda -préstamo- recibida servirá para paliar la crisis, y cuando llegue el momento de devolverla, con sus respectivos intereses, la estructura financiera de la empresa quedará del todo debilitada, terminando este riesgo por generar más deuda pública y privada.

Líneas de financiación pública actualmente activas para startups

Uno de los grandes desafíos de las startups es la posibilidad de tener acceso a incentivos o ayudas económicas viables. Desde la esfera particular-privada, el interés de los negocios por invertir en su expansión suele ser imprevisto. Por ello, constantemente son las líneas de financiación pública las que terminan proporcionando la motivación que estos emprendimientos necesitan para seguir escalando.

En la práctica es fundamental que los emprendedores conozcan bien los tipos de líneas de financiación pública disponibles, así como las condiciones para accederlos. Pensando en ello, a continuación analizamos las líneas de financiación pública actualmente activas en España.  

Tipos de financiación disponibles para startups

El ciclo de vida de un emprendimiento comprende diversas etapas, y cada una de ellas presenta diferentes oportunidades y desafíos. Por ello, en muchos momentos de la trayectoria empresarial es muy positivo encontrar una amplia línea de financiación pública o privada. Se trata, en definitiva, de suplir las necesidades de las empresas en cada una de estas etapas.

Si hablamos específicamente de las startups, podemos destacar los siguientes tipos de financiación útiles para su crecimiento y estabilización:

  • Capital semilla: se refiere a la financiación que aporta al inicio de la actividad. O sea, ayuda a las startups que aún están en fase de desarrollo de productos o servicios, y no cuentan todavía con ingresos significativos.
  • Venture Capital (Capital de riesgo) A: es aquel que generalmente se otorga cuando un emprendimiento ya genera ingresos, pero aún no obtiene beneficios.
  • Venture Capital (Capital de riesgo) B: aquí el emprendimiento ya ha logrado mayor valorización en el mercado, con un modelo de negocio mejor estructurado.
  • Grow Capital: esta línea de financiación se concede cuando la startup está lista para dar un gran salto de crecimiento y tiene condiciones de expandirse a nivel estructural, productivo y operacional. Hablamos de créditos que pueden variar entre 20 y 250 millones de euros.

4 líneas de financiación pública disponibles para startups en España

En los últimos años, las líneas de financiación pública se van volviendo cada vez más accesibles para las startups españolas. Principalmente para aquellas que apuntan a proyectos tecnológicos y pueden ayudar a posicionar el país en plena era digital.

Compartimos 5 líneas de financiación pública que resultan bastante accesibles a las nuevas starups de España: 

  • NEOTEC: es una iniciativa promovida por el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial). Su principal objetivo es fomentar la creación y desarrollo inicial de startups tecnológicas en territorio español.
  • Horizonte 2020: es el mayor programa de fomento a la innovación e investigación en la UE, cuyo principal objetivo es asegurar la competitividad de la región a nivel global. A través del desarrollo de emprendimientos locales innovadores, se apuesta principalmente a las fuerzas de trabajo alternativas y al empleo sostenible.
  • ENISA: apunta principalmente a jóvenes emprendedores con proyectos innovadores, con viabilidad de desarrollarse a corto o medio plazo. Además de ofrecer préstamos con beneficios de pago, la Empresa Nacional visa generar un ecosistema de emprendedores, que intercambien conocimientos e inspiren nuevas generaciones.
  • Líneas de financiación pública ICO: entre su variedad de préstamos, ICO ofrece también ayudas accesibles a startups. Se destina principalmente a autónomos y Pymes, que buscan financiación directa o líneas de mediación de crédito para poner en marcha sus proyectos.

Además de las destacadas anteriormente, España cuenta con un amplio abanico de líneas de financiación pública. Para conocer más detalles, puedes entrar en los sitios oficiales de AEESD, PID, CIEN, Horizonte Pyme, entre otros.

Estados financieros y financiación empresarial

Los estados financieros son documentos que reflejan la situación contable de una empresa en un período determinado. Ofrecen la información necesaria para obtener un diagnóstico financiero y tomar decisiones de cara al futuro. Los principales datos que se tratan son la rentabilidad, la liquidez, el endeudamiento y el equilibrio de las finanzas. Además de las ventajas que implica el conocimiento real para la financiación empresarial, el registro de otros datos es obligatorio por ley.

Fases de un diagnóstico financiero

Los estados financieros requieren de una etapa preliminar, en la cual se definen los objetivos de la investigación del estado de la empresa, los datos necesarios y los índices para la elaboración de los estados financieros. En una segunda etapa se realiza el análisis formal, donde se aplican las técnicas seleccionadas para la obtención de resultados. Y, por último, llega el análisis real que permite conocer la situación, detectar los errores y planificar nuevas acciones.

Tipos de Estados Financieros

Los administradores de empresas seleccionan las herramientas más eficaces para la gestión de la corporación. Entre los más habituales y útiles se encuentran:

Balance General

Se visualiza de forma clara la situación patrimonial actual de la empresa. Este balance se basa en una confrontación de activo, pasivo y patrimonio neto. El activo debe ser equivalente a la suma de los otros.

Estado de resultados

Generalmente se trata de un ejercicio financiero anual, pero su periodicidad es flexible. El objetivo principal es conocer la rentabilidad y analizar los resultados en relación con los objetivos propuestos. El proceso consiste en tomar los ingresos y restar los diferentes gastos, que incluyen efectivo, intereses, pagarés y cheques a vencer.

Estado de inversiones

Salvo en casa particulares, estos estados financieros son meramente informativos para complemento de otros análisis. Los datos que otorgan son básicamente el estado actual y evolutivo de las inversiones realizadas.

Evolución de Patrimonio Neto

Se trata de una descripción precisa de la estabilidad o cambios patrimoniales que tenga una empresa en un periodo contable. El documento refleja la cuantificación de bienes materiales e inmateriales que conforman el patrimonio neto.

Estado de flujo

También conocido como estado de efectivo, en el cual se visualizan los datos necesarios para evaluar la liquidez: variaciones, movimientos, origen y destino del efectivo que se administra. En esta categoría hay una subclasificación: de actividades de explotación, de actividades de inversión y de actividades de financiación.

Utilidades de los estados financieros del periodo contable analizado

Con estos estados financieros se garantiza la obtención de información adecuada para un análisis real de utilidad, para decisiones financieras futuras. El ritmo a seguir a partir de este ejercicio está basado en estos resultados. Algunas de las ventajas que se obtienen son: asignación de responsables, previsión de ajustes y nuevas inversiones, transparencia financiera. No hay que olvidar que, si se trata de sociedades, los documentos sobre estados financieros son requeridos por el Registro Mercantil.

Un 2020 especialmente propicio para las fintech

Las fintech, el sector de la tecnología aplicado a las finanzas, va a continuar evolucionando en el desarrollo de herramientas de pago online, entre muchos otros avances. La clave de lo que se espera este 2020, en esta materia, es regulación y automatización. De igual forma, la automatización robótica de diferentes procesos va a ser otra de las grandes protagonistas. A continuación, aportamos más información sobre las últimas tendencias de las fintech.

Las fintech: las últimas tendencias

Menos efectivo

Cada vez son más las personas que prefieren hacer pagos online, es decir, cada vez son más quienes no quieren tener dinero en efectivo. En este aspecto, una de las tendencias de las fintech consiste en continuar el desarrollo de tecnología NFC. Con estos avances se permite a los usuarios hacer pagos de forma inmediata, el único requisito tener un teléfono inteligente. Algunos países como Suecia son pioneros en este tipo de pago.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial comienza a jugar un papel protagónico en la tecnología aplicada a las finanzas. En este sentido, la atención automatizada al cliente es uno de los puntos clave, así como la recolección de los datos que permitirán la creación de experiencias personalizadas y más cercanía con los clientes y potenciales compradores.

Mayor seguridad

Hasta el momento el sector no contaba con suficientes regulaciones y normas que garantizaran un proceso limpio y seguro para todos los involucrados, pero muy especialmente para el sector más vulnerable de la ecuación: los usuarios. En este aspecto, la directiva europea ha elaborado y ha puesto en vigor el PSD2 y el SCA; de esta forma se manifiesta el deseo de la industria de generar más seguridad y confianza.

Utilización de las criptomonedas

Hasta ahora las criptomonedas han sido utilizadas para diversificar las inversiones, se espera que comiencen a utilizarse para hacer pagos reales. Esta es una de las tendencias más esperadas de este año y que se estima que tendrá mucha más fuerza en los siguientes. Con ello queda confirmada la posibilidad de hacer pagos de diferentes formas que funcionen como alternativa al dinero en efectivo.

Open banking

El open banking no es más que el empoderamiento del cliente a través de un mayor control sobre el manejo de sus datos. De esta forma, los datos podrán compartirse entre diferentes compañías sin ninguna clase de complicación. Además de eso, la industria fintech está logrando un objetivo muy importante, que cada vez más personas tengan acceso a los diferentes productos bancarios. En muchos países todavía hay personas, especialmente de la tercera edad, que no tienen ningún tipo de producto bancario. Las nuevas tecnologías de las fintech han generado un cambio importante en la tecnología financiera, que se traduce en una mejor atención al cliente, acceso a los datos y seguridad. Se espera que esta tendencia continúe en constante crecimiento durante este año 2020.

Oportunidades de financiación en 2020

La búsqueda de nuevas oportunidades de financiación es una de las formas de crear y hacer crecer a las pequeñas, medianas y grandes empresas. El problema que suele surgir es que, aunque existen dichas oportunidades, suelen ser por cantidades bajas y a corto plazo. De ahí que se haga tan importante la búsqueda de nuevas alternativas para alcanzar los objetivos para cualquier proyecto. A continuación, veremos información muy valiosa sobre nuevas oportunidades de financiación en 2020.

Las mejores oportunidades de financiación en 2020

Plataformas FINTECH

Las plataformas FINTECH están entre las opciones de financiación de empresas que cada vez tienen más adeptos. En España y Europa están en crecimiento, aunque todavía está un poco lejos de países como Estados Unidos. Esta plataforma ofrece diferentes tipos de financiamientos que se adaptan a los requerimientos de los clientes, para ello utilizan fórmulas novedosas, eliminación de documentación y abaratamiento de costes.

Crowdlending

Este tipo de financiación pone en contacto a las empresas con un gran número de inversionistas pequeños e independientes. Es ideal para aquellas empresas cuyo objetivo sea una inversión descentralizada y además que sea a largo plazo. Aunque esta es una gran opción, también es cierto que requiere de una gran inversión de tiempo hasta lograr conseguir el objetivo.

Capital Riesgo

Una de las formas de inversión y financiación más efectivas es la de Capital Riesgo. ¿Cómo funciona? La empresa es financiada por inversores experimentados. Tanto la empresa como el inversor obtienen buenas rentabilidades. Para acceder al Capital Riesgo se puede utilizar la plataforma capital pymes, utilizando escenarios como La Bolsa. El objetivo final es acceder a Private Equity en un formato profesional y a un coste bajo.

Financiación personalizada

En España existen varias alternativas para aumenta la rentabilidad de las pequeñas y medianas empresas. Business Angel es un ejemplo de las opciones que analizan cada uno de los proyectos y estructuran planes de financiación sencillos y que se ajustan a los requerimientos de cada empresa. Business Angel son personas con un capital específico y experiencia, que se incorporan a la empresa como empresarios.

Microcréditos

Los microcréditos son una gran opción para todas aquellas PYMES que están en la búsqueda de opciones rápidas. Este tipo de crédito, como su nombre lo indica, suelen ser pequeños, pero son adjudicados rápidamente, sin necesidad de tener algún tipo de garantía y en la gran mayoría de las veces ni siquiera es necesario acudir personalmente al banco, sino que se puede solicitar vía online. Estos microcréditos suelen tener tasas de interés bajos.

En un mundo empresarial cada vez más competitivo, se hace necesario buscar nuevas formas de financiación para impulsar a las pequeñas y medianas empresas a su próximo nivel. La buena noticia es que existen alternativas serias y muy buenas para lograr cada uno de los objetivos planteados en este 2020.